I once had a dream so I packed up and split for the city

domingo, junio 07, 2009

Por qué casi nadie es de fiar

Y sin embargo … Yo me siento mucho más seguro y tranquilo en la compañía de quienes carecen de toda lealtad “superior”, de quienes nunca anteponen ninguna abstracción al aprecio por sus allegados, de quienes sólo se volverán contra mí por mis actos y no por ningún dogma ni creencia ni ideal. Es más, son esas las únicas personas en las que confío, y en cambio nunca podría hacerlo en un religioso ni en un político ni en un militar ni en un nacionalista, tal vez ni siquiera en un creyente ni en un militante ni en un patriota oficial, porque sé que cualquiera de ellos estaría presto a traicionarme o a sacrificarme. Llegado el caso, serían vasallos de lo que hubieran colocado “por encima”, e incondicionales de ello aunque reprobaran el proceder de quienes lo encarnaran. Por eso no me fío enteramente de casi nadie, tan extendido está el sentimiento que da lugar a esa frase. Y si ustedes se fijan y hacen memoria o repaso, verán también, bajo este prisma, de cuán poquísimos se podrán fiar.

Por qué casi nadie es de fiar - Javier Marías

Etiquetas:

1 Comments:

At 6:58 p. m., Anonymous Anónimo said...

el fin no justifica los medios.
Por eso no tenemos amigos solo existe la dolorosa amargura de la soledad.
A la gente hay que amarla por principio, tender la mano cuando se nos necesita sin esperar nada.
Y sobre todo amor mucho amor a raudales que se nos salga del pecho.
No soy tonta ya que que no se puede ir asi por la vida, que desgracia, como nos hemos equivocado.
Felicidad es amor.
YO POR TODO ESO MAL MUY MAL DEFRAUDADA DE TODO SIN GANAS DE NADA Y LO QUE ES PEOR EMPIEZO A RESIGNARME.
ES QUE NO HAY GENTE EN ESTE MUNDO UN POCO PARECIDA A MI.
MO SOY TAN PREPOTENTE SEGURO QUE SI PERO YO NO LA ENCUENTRO.
Y ME ESTOY DESESPERANDO.
QUE TRISTEZA MAS PROFUNDA.
CUANTAS PIEDRAS TENGO EN EL ESTOMAGO QUE PESAN CADA VEZ MAS Y AUNQUE YO INTENTO QUE NO ESTEN NO LO CONSIGO.

 

Publicar un comentario

<< Home