I once had a dream so I packed up and split for the city

viernes, marzo 02, 2007

Vainica doble - El tigre del guadarrama



Casi todo el mundo está de acuerdo en que el mejor disco de Vainica Doble es Heliotropo. La verdad es que es el que más conoce la gente (dentro de lo poco conocidas que son Carmen y Gloria) y creo que sigue siendo el que más se vendió. La verdad es que yo no estoy de acuerdo o al menos no lo tengo tan claro. Sé que decir eso me convierte en un enteradillo o peor aún, en un pedante.

Mi preferido es El tigre de Guadarrama, que es de la etapa ochentera. Mucho se prodría escribir (quien supiese hacerlo bien, que no es mi caso) sobre la relación entre Vainica Doble y algunos grupos de la movida. Lo mejor es que os leais el libro que escribió Fernándo Márquez "el zurdo" sobre ellas, es de esos de la colección Los juglares (ediciones Júcar) que costará como dos o tres euros.

Bueno, yendo a lo que iba que son las canciones. La verdad es que son pocas (ocho nada más) y que el disco se puede hacer un poco corto. Pero eso por la extraordinaria calidad de todos los temas de este LP. Ya desde el arranque con Ser un Rolling Stone engancha y cuando te das cuenta, ya estás cerrando el disco con El tigre del Guadarrama. Los arreglos están entre los de Heliotropo y los de los temas más progresivos (musicalmente hablando) del primer disco. Los textos son como siempre maravillosos y sobre ellos quiero hacer hincapié: en este disco las letras tienen un poso de amargura bastante grande. Esto viene a acabar con el tópico de que VD hacían canciones sobre cosas intrascendentes, casi tirando a infantiles. Para nada, escuchaos El duelo o la historia de El rey de la casa a ver qué os parece. Por cierto, me parece que La Monja Enana cogió prestada Cartas de amor de este disco (demostrando buen gusto).

En fin, ya sé que lo que he escrito acerca de este LP es una mierda. Es normal, éste es mi disco favorito junto con el Pet Sounds y es imposible escribir algo que esté a la altura.

Etiquetas:

5 Comments:

At 12:29 a. m., Blogger Pasaelmocho said...

Yo creo que, por la edad que tenía yo cuando salió, es el disco Vainica que más se me ha quedado. El único, casi.

La canción del tigre del Guadarrama tiene una belleza musical y poética inigualables, y eso que a mi madre le parecía una cursilada cuando en el coche escuchaba lo del verde sombrerito de musgo floreado.

Editado en cd y reeditado junto al Eslabón Perdido. Imprescindible. Gracias por recordarlo.

 
At 8:35 p. m., Blogger Víctor said...

Yo sólo soy un poco mayor que este disco así que mi primer contacto con las vainica fue la sintonía de con las manos en la masa que tampoco es manca.

Estuve buscando a las vainicas en el youtube y qué decepción! sólo hay un vídeo de nuevos horizontes cantando los dos temas principales que les compusieron VD y Elena Santonja comentándolo...

 
At 9:14 a. m., Anonymous Anónimo said...

Lo de la monja enana es un homenaje en toda regla, no es una versión de la canción sino otra canción cantada desde el punto de vista del que recibía las cartas. (distinta melodía). Creo que sólo se repite la frase "Cartas de amor sin dirección"

 
At 9:39 p. m., Blogger Víctor said...

Ya me parecía que la letra de la de La Monja Enanna era diferente...en fin gracias por la información!

 
At 1:48 p. m., Blogger Shibui said...

Yo, en cambio, me quedo con "Taquicardia". Pero me gustan todos los discos de Vainica Doble incluido "Carbono 14". Son únicas.

Vivan las Vainica Doble.

 

Publicar un comentario

<< Home